Blog  

Reaseguro

¿Función básica del reaseguro?

El reaseguro es el “seguro de los aseguradores”. Mediante el reaseguro, los aseguradores directos se descargan parcialmente de los riesgos asumidos que rebasan su capacidad, o que por otras razones no desean asumir solos. Puesto que los socios de negocios del reasegurador son compañías de seguros u otros reaseguradores, en el pasado, el reasegurador apenas tenía contacto con el público. Está actuación en un plano “oculto” creó al reaseguro el halo de una ciencia misteriosa. Si el público se interesaba por la función y los problemas del reaseguro, era mayormente porque una empresa de reaseguros se hallaba en dificultades o porque tenía que pagar grandes sumas de indemnización tras una catástrofe de la naturaleza. La imagen actual es otra: hoy, también las compañías de reaseguro tienen protagonismo en el público.

Riesgos individuales y cartera:

Los aseguradores directos se descargan de riesgos individuales particularmente grandes mediante cesiones en reaseguro facultativo. Pero objeto del reaseguro son también carteras enteras de seguros, por ejemplo, la totalidad de los contratos de seguro de incendio, de automóviles o de transportes de un asegurador directo. Estás carteras de seguros son cubiertas por contratos de reaseguro obligatorio.

Carteras equilibradas:

Las carteras pueden tener composiciones muy diferentes. Para que una cartera de seguro pueda ser calificada de equilibrada (homogénea), tiene que reunir muchos riesgos similares y equivalentes. En este sentido se da el equilibrio de la siniestralidad en el colectivo y, entonces, el asegurador directo no necesita reaseguro, o sólo en poca medida. Lo más cercano a este caso ideal es la cartera de automóviles de un asegurador directo importante. Si un tal asegurador asegura por ejemplo 200.000 automóviles, la Ley de los Grandes Números tendría el efecto que la relación entre siniestros y primas- el índice de siniestralidad- no variaría más que insubstancialmente de un año a otro.

De todos modos, tampoco una cartera de seguros homogénea está a salvo de desviaciones inesperadas en la evolución siniestralidad a causa del riesgo fortuito o del riesgo de cambios, razón por la que se recomienda la adquisición de cobertura de reaseguro también para tales carteras.

Fuente

Autor: Diesvi.com

Fecha: 18 Septiembre 2017